Grupo Los Grobo Los Grobo Agropecuaria Agrofina Los Grobo Sociedad de Garantía Recíproca Molinos Los Grobo Fundación Los Grobo
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 

Los Grobo Semillas participó del tour de Grupo Don Mario en Estados Unidos

Por Ing. Agr. Guillermo Alonso (Responsable Semillas, Los Grobo Agropecuaria). Exclusiva para Notigrobo.
Durante el mes de agosto pasado y después de sortear el Huracán Harvey en pleno vuelo, el grupo conformado por los principales multiplicadores y distribuidores de la firma Don Mario entre los que se encuentra Grupo Los Grobo, aterrizó en Estados Unidos, para participar de una gira en la que pudieron presenciar el resultado de la inserción de la genética de soja Argentina, ver de cerca la expansión que ha tenido el cultivo en el mencionado país y conocer las tecnologías futuras en investigación.

El tour, del que participaron Guillermo Alonso y Guillermo Pérez en representación de la división Semillas de Grupo Los Grobo, comenzó su recorrido en Memphis. Más precisamente en la localidad de Marion, en donde Don Mario montó un Head Quarter para sus planes de investigación y desarrollo en Estados Unidos. Hoy, a 8 años del desembarco, y mucho esfuerzo de por medio, cuentan con 3 estaciones más, de investigación en Olivia (Minnesota), Champaign (Illinois) y en Ontairo (Canadá).

El tour comenzó por el centro sur del país con una recorrida por las variedades de los ciclos 4 corto al 5 medio (como las más adaptadas a esta región) donde Don Mario se siente mejor posicionado y con posibilidades de acelerar la penetración, en relación a las otras regiones.

El Mid South participa en la actualidad con un 13% de la superficie total de soja. Para los próximos años la idea es ir desembarcando en el resto de las zonas con un ambicioso plan de lanzamientos que abarcarían las principales regiones productivas de Estados Unidos. El objetivo es para la campaña 2019 llegar a los estados del Oeste y empezar a dar pelea en el más competitivo de los mercados, los del sur del cinturón maicero (South Corn Bealt) con variedades del grupo 3 corto al 4 medio; con variedades del programa de mejoramiento local de Don Mario y exclusivas para Estados Unidos.

Entre los ambiciosos planes comerciales de la compañía están desembarcar con todas las tecnología disponibles en genética para el cultivo y participar del mercado de licencias y co-licencias con las principales compañías regionales y nacionales de aquel país. 

La siguiente escala del tour continuó por Saint Louis, en donde los participantes pudieron apreciar como Monsanto se está preparando para la llegada de Bayer y la transformación en ese nuevo gigante de la agricultura mundial. Las nuevas tecnologías vienen de la mano de una ganancia interesante de rendimientos pero también y más que nunca de un exigente manual de Buenas Practicas (siendo muy precisos en las eficiencias de las pulverizaciones y en la calidad y condiciones ambientales de las aplicaciones) indispensables para disminuir el impacto ambiental y evitar problemas de derivas.

Junto a técnicos de Dow pudieron observar un campo experimental de la firma en Urbana (Illinois) las características de las nuevas variedades y la contundencia en el control de malezas duras. Las próximas tecnologías que se están liberando en Norteamérica están asociadas justamente a eso: el control de malezas. Hace algunos años Bayer presentó LL (Liberty Link/Glufosinato de Amonio) que no desembarcó en nuestro país. Desde el año pasado los farmers están utilizando X-tend de Monsanto (Banvel/Dicamba) y próximamente esperan el arrivo del Enlist de Dow con 2,4 D (sal colina).

La última escala del tour tuvo como objetivo visitar el Farm Progress Show, la ya tradicional mega muestra del campo en la que siguen conviviendo tractores de 700 caballos para arrastrar arados de reja de 24 cuerpos o cosechadoras de 40 pies, junto a los últimos desarrollos en agricultura de precisión: drones de alta autonomía, sembradoras de dosificación eléctrica o la colita extractora de la sembradora de Precision Planting que, en tiempo real, permite ir dando resultados de % de materia orgánica, PH, humedad y concentración de sales en el suelo, haciendo una prescripción instantánea de la dosis de fertilizante.

Tras la interesante propuesta de Grupo Don Mario, podemos concluir que:

  • La soja en Estados Unidos, llegó para quedarse. Creció más de 10 millones de has en superficie durante los últimos 10 años y también va en aumento sus rindes. Minnesota y las dos Dakotas - Estados ganaderos y con una agricultura marginal hace 8 años atrás - hoy aportan casi el 23% de la superficie total del cultivo. Los farmers son maiceros pero le meten con todo a la soja, hoy su gran problema son las malezas resistentes pero incorporan rápido las nuevas tecnologías, algunas con sus restricciones pero ninguna penalizando el rinde. Las Universidades aportan y las Empresas compiten; la siembra directa convive con las labranzas y a veces con la ganadería. El yuyo colorado asoma por todos lados pero las isocas no aparecen como en nuestro país.
  • Se puede competir con los grandes. A través de un esmerado trabajo de desarrollo en sus materiales y de un profundo conocimiento de sus clientes, una empresa intermedia como Don Mario, tiene todo para progresar en medio de las grandes. Recordemos el marco contextual: allí el mercado legal de semillas es el 100 % y no se duda en pagar más caro por una marca o por una mejor prestación. La genética se patenta y no se puede usar para cruzar públicamente como sucede en estas latitudes; las licencias juegan fuerte y una variedad ganadora la pueden vender varios con distinto nombre.
  • Hacia dónde va la agricultura norteamericana en los próximos años. Los acontecimientos en Estados Unidos, generalmente, se anticipan a lo que sucede por acá, y eso puede ser una ventaja si lo tenemos en cuenta.

Aprovechamos para agradecer muy especialmente a todo el Grupo Don Mario, por este excelente viaje y a todos los colegas que participaron del mismo.

Para realizar comentarios deberás registrarte como usuario